Loading...

PLAZA DE LOS FUEROS, 16 - 31200 Estella/Lizarra

Audiología adultos

Audiología adultos

Disfrute de la mejor atención para cuidar su salud auditiva. Es recomendable revisar nuestra audición una vez al año, al igual que hacemos con nuestra salud general.

 

¿Por qué?

Porque en ECO Audición Equilibrio y Voz somos conscientes de que la pérdida de audición es un problema significativo a edad adulta, se considera el tercer problema crónico de salud más importante en personas mayores (Yueh, et al., 2003).

A pesar de su prevalencia, suele ser subestimada, ignorando su impacto negativo en el estado de bienestar emocional, físico y social.

La pérdida de audición puede aparecer a estadíos tempranos con declive en la agudeza auditiva a partir de las altas frecuencias (2000 Hz en adelante), acompañado de una regresión fonémica  dificultando la comprensión del lenguaje.

En edad adulta encontramos pérdida de audición por vejez, presbiacusia;  o hipoacusia por condiciones extraordinarias como ototraumatismo, genéticas o patológias desencadenantes que inducen a una pérdida de audición fuera de los parámetros normales que corresponderían por edad.

Gracias a la experiencia de los profesionales de ECO Audición Equilibrio y Voz , sabemos que cuando la pérdida de audición se presenta de forma paulatina el individuo se va adaptando progresivamente a ese nuevo medio acústico desfavorable; pero cuando aparece de forma repentina, los síntomas de irritación, fatiga y aislamiento se manifiestan con mayor virulencia.

Clasificación:

Tipos de presbiacusia:

> Presbiacusia fisiológica, atribuida exclusivamente al proceso de envejecimiento.

> Presbiacusia patológica pura, deterioro debido a un proceso de envejecimiento anormalmente exagerado.

> Presbiacusia patológica asociada, cuando a una de las anteriores se les suma alguna enfermedad.

Patogenia:

> Niveles bajos de audición sobre todo para frecuencias agudas.

> Reclutamiento  con un umbral de inconfort elevado.

> Disminución de la selectividad frecuencial.

> Alargamiento en el procesamiento temporal.

> Presencia muy frecuente de acufenos.

> Hiperacusia.

> Disminución de capacidad visual reduciendo el imput visual.

> Disminución de la atención y capacidad de memoria.

Etiología:

> Edad. La pérdida auditiva puede iniciarse a los 40-50 años y su evolución será progresiva, especialmente a los 70-80 años.

> Genética. Diversos estudios identifican genes causantes de hipoacusias neurosensoriales hereditarias.

> Factores metabólicos. Ciertas patologías como arteriosclerosis, disfunciones metabólicas renales y hepáticas, hipertensión, diabetes, hiperlipemia,  u otras que implican anoxia, facilitan la aparición de presbiacusia.

> Factores exógenos. Como la exposición crónica a niveles de ruido superiores a los aceptados, hábitos alimentarios no saludables, ingestión de alcohol, tratamiento con fármacos ototóxicos, especialmente tratamientos tumorales con quimioterapia, consumo de tabaco, estrés.

> Factores funcionales. La posible situación de aislamiento social por la no corrección de un déficit auditivo funcional contribuye a empeorar los efectos de la pérdida de audición, llevando a una consecuente incapacidad para la comprensión.