Loading...

PLAZA DE LOS FUEROS, 16 - 31200 Estella/Lizarra

Otros servicios

Servicios Audiología

Acúfenos, tinnitus, hiperacusia

Tinnitus o Acufeno es la percepción de un sonido en los oídos o en la cabeza sin que exista una fuente externa que lo produzca. Es decir, es una sensación auditiva de naturaleza «parásita», cuyas características físicas y psicoacústica son muy variables. La persona afectada puede escuchar diferentes tipos de ruidos: siseo, pitido, silbido de caracola de mar, zumbido, ruido de agua, de viento, de locomotora, de grillos… etc.

El Acúfeno no es una enfermedad, sino un síntoma que puede aparecer de forma aislada, acompañando a una enfermedad del oído, u otra patología. Existen muchas evidencias de que son múltiples los mecanismos que pueden producirlo a todos los niveles de la vía nerviosa auditiva. La prevalencia de acúfenos en la población general es del 10-15%. Estadísticamente se calcula que en España lo padecen el 12 % de la población, en Italia el 14%, en Suiza el 14,2% … etc. En Estados Unidos, se ha hecho un estudio en el cual se calcula que 12 millones de personas lo padecen. En ECO Audición, Equilibrio y Voz somos conscientes de que el acúfeno grave es el sintoma mas incapacitante que sufre el ser humano, solo por detrás del dolor intenso y los trastornos de equilibrio.

Tipos

Puede ser continuo o pulsátil, permanente o presentarse de forma ocasional. Primario o secundario

Patogenia

Más del 85% de personas que sufren acúfenos asocian pérdida de audición hipoacusias en grado variable. El 40% de pacientes con acúfenos cursan con hiperacusia; intolerancia sonidos que para una persona sana pueden resultar normales. El tinnitus no causa pérdida de audición, y la pérdida de audición no causa el tinnitus, pero ambos sí pueden darse a la vez. En algunos casos el tinnitus también va acompañado de vértigos, Síndrome de Menière… etc. Dependiendo de la intensidad de éste y la capacidad de adaptación de la persona, se define la gravedad de padecerlo, teniendo en cuenta lo molesto y tortuoso que suele resultar. Cuando se da de forma severa, generalmente produce una gran depresión, intensa angustia emocional, insomnio, stress, pérdida de concentración… etc., de un alcance que debe ser valorado y cuantificado.
Desgraciadamente, aún no se conoce los mecanismos íntimos por los que se producen, aunque se sigue investigando.

Protección auditiva

Las ventajas de las protecciones a medida son innumerables desde su RESISTENCIA a la presión, a altas temperaturas, a productos químicos, CONFORTABLES para largos periodos de uso, FÁCILES de usar y de encontrar en caso de pérdida y su ventaja más destacada e importante, su PROTECCIÓN que a largo plazo que podría evitar posibles tempranas pérdidas auditivas causadas por la exposición al ruido.

En ECO Audición, Equilibrio y Voz proporcionamos protecciones fabricadas con materiales de la más alta calidad a nivel químico y mecánico para obtener todas las ventajas de las mejores y más confortables protecciones auditivas.

¿Por qué hay usar protecciones auditivas en el trabajo?

Para proteger a los trabajadores frente a los riesgos de la exposición laboral a ruido, se elaboró y publicó el Real Decreto 1316/1989 del 27 de Octubre derogada por el R.D 286/2006 del 10 de Marzo sobre protección a la salud y seguridad de los trabajadores a excepción de los sectores de la música y ocio (no por ello quedan exentos del uso protecciones de forma voluntaria) que continuó vigente el anterior hasta el 15 de Febrero de 2008, y del personal a bordo de buques de navegación marítima hasta el 15/2/2011. Este nuevo R.D al igual que el anterior establece una serie de actuaciones en función del NIVEL DIARIO EQUIVALENTE o NIVEL DE PICO encontrados. Para cada uno de los niveles hay que adoptar unas medidas determinadas que el R.D especifica. Su objetivo es la protección de los trabajadores frente a los riesgos derivados de la exposición al ruido durante el trabajo y en particular, frente a las PERDIDAS DE AUDICIÓN.

RESUMEN R.D 286/2006, de 10 de marzo: La responsabilidad de su aplicación recae en el empresario. El principio básico es reducir el riesgo en el origen al nivel más bajo posible. Establece una evaluación de riesgos basada en la medición del ruido. Establece la revisión periódica de las evaluaciones. Establece vigilancia médica para el control de la función auditiva, inicial y periódica. Establece unos niveles de exposición que marcan pautas para la planificación de la prevención. Son 80, 85 y 87 dB(A) o un nivel de pico de 140 dB. Establece la obligación de los fabricantes de informar sobre el ruido emitido por sus máquinas. Establece criterios de formación, información y participación de los trabajadores. Este real Decreto es la disposición fundamental en España para la protección de los trabajadores frente a los efectos nocivos derivados de la exposición al ruido, pero específicamente, su objetivo es proteger frente a la hipoacusia, por lo que su cumplimiento no evita la aparición de efectos extra-auditivos, que pueden producirse a niveles inferiores a 80 dB (A).

¿Qué efectos tiene la exposición al ruido a largo plazo?

El efecto más estudiado y que más preocupación produce respecto a la exposición al ruido es la pérdida de la capacidad auditiva. Este efecto depende del nivel de presión acústica y del tiempo de exposición. La hipoacusia por ruido puede ser de dos tipos: de conducción y de percepción o neurológica. La pérdida conductiva puede deberse a rotura del tímpano o a dislocación de los huesos del oído medio, y estaría causada por una onda sonora de elevada energía, como por ejemplo, una explosión. En esta sordera, el paciente se queja de que los demás no hablan alto, no se afecta la comprensión y es susceptible de mejorar con dispositivo auditivo. La exposición prolongada al ruido puede producir una pérdida auditiva por lesión neural, originándose un daño en las células del órgano de Corti.

Las primeras células en lesionarse suelen ser las encargadas de detectar los ruidos agudos de frecuencias altas próximas a los 4000 Hz (es difícil escuchar la voz de una mujer y fácil la de un hombre). El paciente habla más alto pues está impedido el efecto de modulación auditivo. Los dispositivos pueden no arreglar el problema. Es un proceso irreversible y permanente y suele ser bilateral y simétrico (desplazamiento permanente del umbral auditivo, hipoacusia o sordera). Si el tiempo de exposición es más corto, se produce una pérdida auditiva reversible y temporal (desplazamiento temporal del umbral auditivo).

¿Puede haber otros efectos a parte de la Hipoacusia?

El ruido puede afectar a órganos diferentes del de la audición dando lugar a una serie de efectos extra-auditivos que entran dentro del campo de acción de la ergonomía. Podemos clasificarlos en:

– Efectos psicofisiológicos. – Efectos cardiovasculares – Efectos hormonales – Efectos sobre el sueño. – Efectos subjetivos. Las sensaciones de desagrado y molestia son los efectos indeseables de tipo subjetivo más extendidos del ruido.

Etiología:

Existen muchas causas que pueden provocar el Acúfeno, de ahí la dificultad en el diagnóstico y tratamiento:

  • Exposición a ruidos intensos o fuertes (en el trabajo, conciertos de música, disparos…)
  • Infecciones en el oído (otitis)
  • Tumor del nervio acústico
  • Uso excesivo de alcohol
  • La cafeína y la nicotina
  • La toma de fármacos ototoxicos (la aspirina…)
  • La tensión y el stress
  • Problemas en la columna vertebral (por accidentes de tráfico, lesiones…)
  • Disfunción temporomandibular
  • Hipertensión arterial
  • Hipertiroidismo….